Usted está aquí: Inicio / Relatos / CIT107: Los delegados de CIT acordaron que el futuro instrumento debería ser un Convenio, complementado por una Recomendación
CIT107: Los delegados de CIT acordaron que el futuro instrumento debería ser un Convenio, complementado por una Recomendación

CIT107: Los delegados de CIT acordaron que el futuro instrumento debería ser un Convenio, complementado por una Recomendación

Comments
por IDWFED Última modificación 08/06/2018 00:00
Al concluir su reunión anual en Ginebra, los miembros de la Organización Internacional del Trabajo coincidieron en la necesidad de "adoptar normas sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo".

Details

GINEBRA, SUIZA -

El 8 de junio, el cuerpo laboral de la Naciones Unidas acordó redactar un tratado internacional para proteger a los trabajadores del acoso y la violencia sexual, ya que el movimiento #Metoo sigue resonando y avergonzando a los perpetradores en todo el mundo.

Al final de las negociaciones, las tres partes acordaron que el futuro instrumento debería ser una convención, complementada con una recomendación.

La Comisión adoptó el proyecto de resolución para inscribir en el orden del día de la próxima  reunión ordinaria de la Conferencia un punto titulado «La violencia y el acoso en el mundo  del   trabajo»   para   su   segunda   discusión   con   miras   a   la   adopción   de   un   convenio  complementado por una recomendación.  

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es una estructura tripartita formada por representantes gubernamentales, de empleadores y de trabajadores, que agrupa a 187 estados miembros junto con sindicatos y representantes de los principales empleadores, y acordó que el tratado sería debatido y votado en su 2019 conferencia anual.

Durante la conferencia, la representante de la FITH señaló  que las personas ocupadas en el servicio doméstico trabajaban a puerta cerrada y en ámbitos  delimitados  por  altos  muros,  en  condiciones  de  aislamiento  que  las  exponían  al  riesgo  de  abusos cotidianos. Las trabajadoras y trabajadores domésticos no tenían dónde huir, carecían  de acceso a entidades de apoyo y de protección de sus derechos, y a menudo eran despojados  de  identidad.  La  adopción  de  un  convenio  y  una  recomendación  sólidos  brindaría  a  las  trabajadoras  y  trabajadores  domésticos  esperanza  y  voz,  y  vendría  a  complementar  los  derechos  y  la  libertad  que  habían  obtenido  con  la  adopción  del  Convenio  sobre  las  trabajadoras y los trabajadores domésticos, 2011 (núm. 189). 

Fuentes y referencias (en inglés):

Fuente y referencia (en español):

Crédito de fotos:

Source:

Story Type: News

archivado en:
comentarios de blog provistos por Disqus